Manuel Franquelo Giner

Manuel Franquelo Giner
Manuel Franquelo Giner
Manuel Franquelo Giner
  • Alchemy (Lambs)

  • Silicone mould of a dead lamb, casted on dark chocolate. (Collectors edition casted on durable white matte resin) 110 x 35 x 10 cm.

  • Alchemy (lambs) 1/1

Existió, desde los tiempos de la protociencia, una tradición cuyo objetivo –entre otros tantos- fue el de crear la panacea, el elixir de la mortalidad y la transmutación de los metales base en otros nobles, particularmente el oro. La alquimia fue, no solo una metodología, sino un marco teórico por el cual –entre otras cosas- se quiso canalizar una ideología sobre lo esotérico hacia la colectividad. Sin saber de qué forma, la alquimia de aquel entonces ha logrado sobrevivir –con una habilidad similar a la de una cucaracha- para transformase en la expresión más acentuada de su perversión: El marketing de la industria alimentaria.

Sin todavía haberse recuperado de la borrachera estética de la noche televisiva anterior, la mañana se ha institucionalizado en la dictadura del buen humor con bricks de leche y el terror del dibujo animado en el cereal. No obstante no parece ser lo más preocupante:

Luego de sobrevivir en un mareo estético, la saturación del color no resulta ser la peor de las patologías. Más bien, la transmutación –por hablar en términos alquímicos- de la perversión, de las diversas formas de violencia y del terror en un auténtico placer y deseo inexplicables. La chocolatización de la vida en su significado más amplio, en su dimensión más profunda, ha logrado hacer que el ser humano consuma lo último que quería consumir, en especial desde su infancia.

“Alchemy” es una instalación compuesta por múltiples corderos muertos y desollados hechos de un chocolate negro apto para el consumo. A la luz de la instalación, parece presentarse una oportunidad esencial para escarbar en los mecanismos de la alquimia contemporánea y bucear en la profundidad de lo que se ha querido ocultar.